Ahorrar con la dieta Paleo


Ya puedes leer mi nuevo libro "Paleo, no es una dieta, es un estilo de vida". ¿Y qué tiene que ver la dieta paleo con el ahorro? Pues mucho. Te propongo un estilo de vida con el que tendrás más energía y claridad mental, serás más creativo y eficiente, y eso también se traduce en ahorro de dinero. Pero lo más importante es el ahorro en medicinas y tratamientos médicos que a la larga un estilo de vida saludable supondrá en tu vida y la de tu familia.

Al igual que 'Ahorra y sé Feliz' también puedes leerlo GRATIS, mediante Kindle Unlimited. Como probablemente ya sabrás se trata de una tarifa plana de libros de Amazon (al estilo Spotify) con el añadido de que ahora mismo puedes disfrutar de una promoción de 30 días de prueba GRATIS sin compromiso. De modo que puedes leer mis dos libros sin gastar un duro, o si prefieres tenerlos para siempre bajártelos al módico precio de 2,99€ cada uno.

No empieces una dieta que termine algún día, comienza un estilo de vida que dure para siempre.

Olvídate de contar calorías, pasar hambre y la comida insípida.

Gana salud, vitalidad, fuerza, mejora tu físico, vive más y mejor.

Cuestiona los dogmas establecidos.

Plántale cara a la industria alimentaria.

Únete a la revolución.

Bienvenido a la tribu.



LÉELO GRATIS O DESCÁRGALO AQUÍ: http://amzn.to/1HZMwMD 


Comer sano no es barato en comparación con la comida procesada, los precocinados y los productos a base de harinas. Sin embargo piensa en el dinero que ahorrarás a largo plazo en medicamentos, tratamientos, tiempo perdido por enfermedad o bajo rendimiento. Según un estudio realizado en EEUU una dieta paleo sólo es un 10% más cara que una dieta convencional.

En cualquier caso si nuestro presupuesto es ajustado no queda más remedio que priorizar para hacerla sostenible en el tiempo. Si tenemos que escoger, siempre será recomendable adquirir la carne y los lácteos ecológicos antes que fruta y verdura orgánica, aunque lo ideal sea ambos. Si tampoco nos llega siempre será mejor comer carne y vegetales normales que no comerlos.

De todos modos se puede ahorrar dinero a la vez que cuidamos la salud siguiendo una Dieta Paleo (o dieta evolutiva) de muchas diferentes maneras:
  • Realiza ayuno intermitente (24 horas) una vez por semana.
  • Cocina tu propia comida.
  • Consume más huevos.
  • Consume casquería.
  • La sardina es barata, rica en Omega-3 y baja en mercurio.
  • Haz caldo de huesos, y aprovecha restos de huesos rechupeteados, recortes de carne y verduras, espinas y cabezas de pescado, restos de marisco…
  • Compra alimentos de temporada.
  • El pollo entero es más barato y aprovechas todo.
  • El congelador es tu amigo.
  • Practica la cocina de aprovechamiento: tortilla de sobras, lasaña (sin harina de cereales) o guisos en los que aprovechas todo lo que haya en la nevera ¡No tires nada!
  • No compres productos de higiene innecesarios y potencialmente perjudiciales: champú, desodorante, gel de ducha, protector solar, dentífrico… Ojo, no estoy diciendo que no debas ducharte, cepillarte los dientes ni dejar de usar jabón natural.
  • Entrena en casa y/o al aire libre y ahórrate la cuota del gimnasio.
  • Por supuesto, no fumes ni bebas alcohol.
  • Ve a los sitios andando o en bicicleta y evita el uso del coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario