7 errores que incluso algunos buenos ahorradores cometen

7 errores que incluso algunos buenos ahorradores cometen

  1. Ahorrar lo que sobra cada mes, en vez de situar el ahorro como una prioridad. Ahorrar de forma desordenada e irregular no sirve, lo que cuenta es hacerlo de forma planificada y sistemática. Lo ideal es programar una transferencia automática de carácter mensual que separe el ahorro del dinero disponible para gastos.
  2. No tener objetivos definidos a corto, medio y largo plazo. Si no tienes unas metas claras por las que valga la pena el esfuerzo es poco probable que llegues a ninguna parte. Debes ser consciente de lo que haces y por qué lo haces.
  3. No llevar un registro detallado de los gastos. Sin una radiografía de la enfermedad difícilmente se podrá tener un diagnóstico y mucho menos un remedio.
  4. Visitar webs de chollos y cupones. No busques cosas baratas que comprar, sino comprar barato aquello que realmente necesitas.
  5. Sucumbir a reglas sociales y tradiciones consumistas. Busca alternativas de alto impacto emocional menos comerciales.
  6. Menospreciar los pequeños gastos. Muchos pocos suman un mucho y comprender su verdadera dimensión es uno de los motivos por los que es necesario llevar un registro también de los pequeños gastos del día a día.
  7. Ser un tacaño y un avaro. El ahorro debe ser la herramienta para alcanzar unas metas determinadas: seguridad, jubilación, hacer grandes compras sin recurrir al crédito, invertir, etcétera. Pero nunca debe convertirse en ahorrar por el hecho de acumular. Distingue lo que es importante para ti y lo que es prescindible. Y por supuesto, la generosidad también es felicidad. Ahorro racional, no ahorro indiscriminado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario